Nos queda la alegría de haber compartido buenos momentos con Javi

Víctima de una cruel enfermedad nos dejó el pasado viernes Javier Hernández, el Pampa.

Tras haber recibido la dura noticia de su diagnóstico, la garra que lo caracterizó le permitió mantenerse entero en lo anímico y afrontar con valentía y esperanza el tratamiento.

Desde su intervención, todo el ambiente basquetbolístico le brindó permanentes muestras de afecto y respaldo, dándole fuerza para continuar con su trabajo, colaborar en las prácticas, los partidos y prenderse en todos los asados del plantel.

Su última aparición en cancha fue el 25 de Junio de 2017, y consciente de que al menos por 6 meses no iba a poder jugar, desplegó todo su arsenal, en un partido para recordar.

Los síntomas de la enfermedad recrudecieron en las últimas semanas, y como consecuencia debió ser internado nuevamente en un centro asistencial de la ciudad. Esta vez, y pese a su gran fortaleza anímica, ya no pudo salir adelante.

Nos dejó rodeado de su familia y amigos y por su expresa voluntad no se realizó velatorio y sus restos fueron cremados. Nos queda la alegría de haber compartido tantos buenos momentos con Javi.

Plantel +35 Club Universitario de La Plata #Pampa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *